29 mar. 2010

[mgo] no es ni under. El under es un espacio de pertenencia y [mgo] no pertenece a ninguna parte. El under es un circuito y a [mgo] le cuesta moverse. El under es un lugar de cierta exclusividad, de confianzas cimentadas en códigos compartidos que no se dicen pero están a la vista de todos lo que quieran saber entenderlos. El under es glamoroso como una mujer que quiere disimular su belleza exuberante y se muestra indiferente a quienes se empeñan en contemplarla. El under es el lugar de los que están abajo sólo porque están un poco por encima de la superficie, sabiendo algo que los demás aún no, o quizás nunca. Pero si [mgo] es un secreto no es porque tenga algo que otros no, sino porque es la enunciación de lo que todos saben pero no tiene dónde ser dicho. [mgo] no se enorgullece de su condición desplazada y todo el tiempo hace fuerza por filtrarse en el under y florecer en la superficie. [mgo] se parece demasiado a un animal inmenso, oscuro y herido hijo de una especie que se supone extinta. [mgo] suena y es como si un desconocido, sin motivo alguno, en la calle o un tren, susurrara al oído de uno las cosas más dulces del mundo o lo asaltara a insultos y alaridos. [mgo] es una banda de cultores del glamourless rock, quizás precariamente ligados a una serie que cuenta al pappo más sucio y desprolijo, a los pixies más gordos y más pelados, al garcía más internado y al lennon más abstinente, cruzados por esa instancia donde la imposibilidad de hacer música (interrumpida y bloqueada por fuerzas, obligaciones y dolores exteriores al sonido) se revuelve junto a la música hecha furia contra esa impotencia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

hermoso, loco, me encantó.
pachi