18 jun. 2009

No tienen la sensación de que uno vive sólo un día?
Siento que sólo puedo entender la realidad y proyectarme dentro de los límites, especialmente temporales, de un solo día.
Siento que nunca fui chico. Y que jamás seré viejo.
Siento con muchísima más intensidad y realismo un sueño mientras duermo que un recuerdo de mi niñez… o de ayer a la tarde.
No creo que esto lo sienta sólo yo.
De hecho creo que todo el mundo se siente de la misma manera.
Pero da la sensación que tenemos que si o si movernos y manifestarnos bajo la máxima: Somos lo que hemos sido y el camino a lo que seremos.
Pues yo pienso que durante la vigilia no podemos dominar ni uno sólo de nuestros actos. Y que después procesamos lo que hicimos y le damos mayor o menor importancia para que entre en uno u otro lugar de nuestro pasado y en consecuencia se convierta en formador de nuestro carácter en mayor o menor medida. También pienso que son factores externos los que nos fuerzan a entender cada acto nuestro como un error, un logro, un blooper, un delito... Y después nos hacemos cargo y terminamos siendo una especie de nada. Sin rumbo.
No tienen esa sensación? No tienen a veces ese feo sabor a que el chiste te causó gracia andá a saber por qué? No sienten que en realidad no tienen sentido del humor?
Hay algunas cosas que si me salen reales. La compasión por ejemplo. Hay cosas que me dan mucha pena. Pero pocas tienen que ver con tragedias.
La música es perfecta para estos estados de ánimo. Es un invento maravilloso. Y su genialidad radica en lo abstracto.
Por eso me enferman los críticos especializados en la música. La música no es el que la hace. Simplemente es. Y uno la escucha. Y se queda callado.
Me molestan también los que se creen dueños de sus obras.
Aunque para ser sincero cada vez tengo menos postura tomada sobre las cosas.
Y para ser absolutamente sincero, cada vez tengo menos interés en todo.