22 jun. 2008

Apreciación musical #01







Sergei Sergeyevich Prokofiev nace en 1891 en Ucrania y compone su primera obra musical a los cinco años. Ya adolescente, se muda a San Petesburgo, donde estudia en el conservatorio y conoce a Nikolai Rimsky – Korsakov.

De 1917 data su primera ópera, basada en la novela El jugador, de Fiodor Dostoievski. Sin embargo, la obra no llegó a ser estrenada. La Revolución desencadenó.

En 1918 viaja a Estados Unidos, a pesar de que Anatoly Lunacharsky, comisario del régimen, le había garantizado que en la URSS podría desarrollar sus proyectos experimentales. Tres años después, Prokofiev vuelve a Europa del Este, y toca varias veces en Leningrado, aunque luego se ve impedido al tener un accidente que arruina sus manos. Una vez recuperado vuelve a tocar y le es encargada la composición de Romeo y Julieta para el ballet; distintos problemas pospusieron el estreno de la obra.

A los 45 años, Prokofiev se instala en la Unión Soviética definitivamente y en 1938 colabora con Sergei Eisenstein en la composición de la música de su película Alexander Nevski. Años más tarde, sufre un accidente del que nunca se recuperará del todo. Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, la música de Prokofiev comienza a ser perseguida por el Partido, y su esposa es detenida y condenada a 20 años de prisión sospechada de espionaje.

Débil de salud, Prokofiev muere el 3 de Marzo de 1953, el mismo día que muere Stalin. Esta casualidad hace que su cadáver sea descubierto días después, y que para su velorio sólo sean usadas flores de papel y una grabación de la marcha fúnebre de Romeo y Julieta, dado que las verdaderas flores y los músicos estaban destinados a los funerales de Stalin, ese hombre de bigotes prominentes, peinado a la gomina que no era ni Cantinflas ni Gardel.


s
s
s
s
s
s
s
s
s
s
s


Hay algo para notar....

La música que el genial Bernard Hermann (músico de Hitchcock) ha compuesto para films, siempre indagó en las obras más jugadas del ambiente culto, o de cámara, o de como mierda se llame.

Hace poco vi un documental donde el mismo Hermann explicaba su fascinación por Bartók e Ives (búsquenlo en Wikipedia), y comentaba el rechazo que el público manifestaba frente a semejantes obras.

Hermann, según entiendo, siempre quiso ser director de orquesta. No tuvo mucha suerte en este aspecto. Y por lo que he escuchado, nunca quiso ser compositor. De hecho, menospreciaba el hecho de componer, dirigir y producir música para películas. Sin embargo, no cabe la menor duda de que a la hora de acompañar una imagen, Hermann revolucionó el género, recurriendo a esos genios que le volaron el marote.

Se explica entonces por qué las “orquestas chifladas” de los contemporáneos suenan a "música de películas".

Queridos lectores,

Las películas son geniales, pero no dejan de ser rompecabezas llenos de piezas robadas, de una u otra manera, a la espontaneidad y, por sobre todo, a la naturaleza y a la humanidad que la MÚSICA ostenta.

Hermann siempre lo supo.

Entonces Scorsese encarga a este impecable compositor la música del film Taxi Driver.

La música de TRAVIS: ese hombre destinado a la tragedia, cuya única posibilidad de salvación es alguna relación de pareja que fracasa indefectiblemente.

En Taxi Driver NY se musicalizó con un jazz chiflado y perfecto y TRAVIS, con los momentos claves de Romeo y Julieta de Prokofiev, ese compositor ruso de cuya muerte sólo quedó un breve registro en la última página del periódico musical soviético.

Es que el amor, asi como la luz al final del tunel, no es más que trasladar nuestros miedos, obsesiones y perversiones a una persona que, creemos, lo puede tolerar.

Descarguen de www.mgo.name/download un fragmento de Romeo y Julieta de Prokofiev.

Iosephine/MGO

7 jun. 2008

Paul Weller, Stella Artois, Satán Valiente, Jose y Yo


Sábado 20:18 empiezo a escribir lo primero que me venga a la mente.

Mientras escuchamos Paul Weller con Jose escribo esto para mantener vivo el blog mientras preparo el post acerca de los conciertos de Mayo en VaderStudio.

Birra de por medio y con los primeros acordes de Wild Wood lo primero que me viene a la mente es la primera noticia que recibí de Sato en París. Resulta que durante su primer día en la ciudad de las luces notó que algunas personas reaccionaban extraño cuando se presentaba.

- Hi! I'm Sato.
- JAJAJAJAJAJA
- Bon Jour! Je'm apelle Sato
- JUAJ JAU JAUAJA JAUAJU

Resulta que "Sato" en francés significa "Satán". QUE GENIALIDAD!!! Ese tipo de cosas le pasan a genios de la talla de mi querido amigo Satán Valiente!

Lo que me lleva a recordar uno de los tantos episodios del amplio anecdotario rockero bahiense.

(ADVERTENCIA: Seguro que exagero)

En la entrada de Latino... (a ver si puedo ser más dramático...)
...

No puedo... pensaba en una narración épica pero aquello carecía de cualquier cosa cercana a lo "noble".

Cuestión...

Estábamos en la entrada de Latino. Estábamos repasando de memoria algunos de los pasajes de bajo y batería más importantes de Sailing The Seas Of Cheese de Primus. Air bass y Air drums.
Los que lideraban semejante expresión corporal eran Waltie y el Gallina (no develaré su actual gracia).
De pronto se acerca un personaje digno de la movida Manchester de fines de los '80. Aclaro esto porque en Bahía Blanca cualquier persona que no parecía bahiense despertaba el desconcierto y, en algunos casos, la fascinación del resto.
Era amigo (obviamente) de Waltie y del Gallina.

- Hola!...
- Hey!...
- Cómo va?!
- Tudo beim?
- Jelou!...
(y aquí viene el desfile de apodos - por lo menos en ese momento todos saludaban presentándose)
- Murci
- Fritz
- Ostia
- Rino
- Araña
- Pato
- Búho
- Patria
- Flaco Cabello
- Longaniza
- Migueletes
- Hongo
- Buda
- Ramón Tamango
- Abolo
- Jon
- Benito
- etc... etc... etc...

Entonces el tiempo se detuvo... Pues ese personaje novísimo, por lo menos para mi, iba a pronunciar su nombre.

- Hola. Yo soy el Drogas!

No pude más que pensar: este pibe es un genio!.

Muy bien. Para la próxima semana prometo el post de las sesiones en Vader pero mientras los invito a un poco de interacción.

1) Esta última anécdota no es 100% verídica. Adivinen qué porcentaje de realidad narra esta historia.
2) Invito a cualquiera que la haya escuchado o vivido, eventualmente, que aporte data sobre la noche a la que me refiero.
3) Quién es este mítico personaje?
4) Qué 2 bandas INFALTABLES de B. Bca. este personaje lideraba?

Saludos AmIgos!!!

La foto es de Nicolás Panfili.

Ahhh... Lo último que leí es Los Lemmings de Fabián Casas (me lo pasó Jose). Y este tipo de narraciones, salvando las enormes distancias, algo tienen que ver con el hecho de haber leído ese libro que, by the way, es una genialidad.

21.26: en una hora les dejo un .rar con algunas cosas en www.mgo.name/download y con Jo cambiamos a Deerhunter, recomendado por Xet y Mon, como fondo musical.